Beneficios de la Limpieza y mantenimiento de jardines y zonas verdes de los conjunto residenciales

Cuando hablamos de la limpieza y mantenimiento de un conjunto, lo primero que se nos viene a la mente es el lobby y la escalera o ascensor, ya que es el principal lugar de paso de todos los vecinos. Aunque los conjuntos residenciales cuentan con muchos espacios que debemos cuidar.  Si tu conjunto cuenta con zonas verdes sabes que mantenerlas en perfecto estado también es importante. Contar con profesionales que cuiden de nuestros jardines es la mejor opción para disfrutar de unas zonas comunes agradables. 

Además, cuidar los jardines de nuestro conjunto nos aportará diferentes beneficios, te mencionaremos algunos:

Imagen.

El primer beneficio del que vamos a hablar es el estético. En este sentido, cuidar nuestros jardines nos permitirá que luzcan de una forma impecable cada día. La imagen que ofrecen el césped, los árboles y las plantas dicen mucho de nuestra comunidad. 

Los jardines requieren de mucho trabajo, por lo que para conseguir esta imagen debemos contar con jardineros cualificados que estén siempre pendientes del estado de todos los elementos que forman el jardín. 

Cortar el césped, podar árboles o regar son algunas de las principales acciones que se tienen que realizar periódicamente para tener siempre los jardines en perfecto estado.

Higiene.

Por otra parte, vamos a destacar la importancia de tener unos jardines limpios y cuidados. Y es que, este es un factor clave para mantener la limpieza de toda la comunidad. El principal peligro de los jardines y zonas verdes son las plagas. Son diferentes los tipos de plagas como por ejemplo:

Zancudos

Babosas

Roedores

Moscas

Hormigas

Estos aparecen en los jardines, poniendo en riesgos la salud tanto de las plantas, animales y de las personas.

En muchas ocasiones es difícil prever la aparición de plagas en los jardines. Sin embargo, si contamos con personal que se ocupa habitualmente del cuidado de los jardines, es más probable localizar la plaga a tiempo y actuar para acabar con ella y evitar que se puedan producir mayores problemas en la comunidad.

¿Qué servicios son necesarios para garantizar el buen estado de las zonas verdes comunes? Algunos consejos:

Para contratar los trabajos debemos conocer bien nuestro jardín, saber si tiene árboles, setos, césped, arbustos, fuentes, etc. Es necesario hacer un inventario de todas las plantaciones y elementos que vamos a cuidar y tener claro qué tipo de servicios necesita nuestro jardín.

Entre las tareas rutinarias de conservación y cuidado de zonas verdes se incluyen el corte de césped, revisiones de los sistemas de riego, fumigación de productos fitosanitarios, aplicación de abonos orgánicos e inorgánicos, tareas de plantación, sembrado y trasplante, tareas de cavado y eliminación de malas hierbas, poda de arbustos, setos y árboles, cuidado específico del césped en piscinas, etc. A continuación, hemos elaborado una lista de servicios necesarios de jardinería para mantener los jardines bonitos, sanos y en perfecto estado de conservación:

  • Cortar el césped: Se realiza de forma mecánica. La frecuencia con que ha de hacerse depende en gran medida de la temporada del año y el flujo de crecimiento.
  • Eliminación y control de malas hierbas: Son antiestéticas y, además, deben eliminarse porque restan luz y fertilizantes a las plantas. Se pueden eliminar de forma manual arrancándolas de raíz o utilizando herbicidas. Es importante señalar que es mejor hacerlo cuando el suelo está húmedo.
  • Colocación de abono orgánico: Sirve para conservar la humedad, mejorar la fertilidad, reducir el crecimiento de malezas y mejorar el aspecto visual del jardín.
  • Tratamiento con herbicidas, fungicidas y pesticidas: Evita la aparición de malas hierbas y plagas, y aporta nutrientes al suelo.
  • Podas de árboles y arbustos: Puede ser manual o mecánica, y es imprescindible para estimular y mejorar el crecimiento de los árboles, arbustos y setos, además de que mejora considerablemente el aspecto del jardín.
  • Siembra o reposición de césped o arbustos: Se puede sembrar el césped natural en paños (tepe) que cambian el aspecto del jardín de inmediato, o semillas. Por otra parte, los arbustos pueden ser de cualquier forma, color o tamaño. Hay gran variedad en el mercado y se utilizan como ornamento, por lo que son una pieza fundamental en el jardín.
  • Riego: La necesidad de riego depende de la época del año y del tipo de plantas.
  • Instalación de sistemas de riego: Facilita el mantenimiento de las zonas verdes. Los sistemas más usados son: por aspersión, por goteo y con difusores. Al contar con un programador, se puede escoger la hora y cantidad de riego, lo cual nos permitirá ahorrar tiempo y agua.
  • Aireado: Consiste en aflojar la tierra para que se oxigene. Se puede hacer de forma manual o mecánica, y es muy recomendable si el césped se pisa con frecuencia.
  • Escarificado: Consiste en arañar el suelo hasta unos 4 o 5 cm de profundidad para quitar la capa superficial de hojas secas, tierra y raíces. Esta capa evita que entre el agua y los fertilizantes. En zonas cálidas y húmedas, es conveniente realizarlo con más frecuencia.

En Anna somos especialistas en el mantenimiento de espacios comunes y zonas verdes. Somos una empresa multiservicios capacitada para cubrir todas las necesidades de limpieza y mantenimiento de tu comunidad, independientemente del tamaño y características que tenga. Si tienes jardines en tus espacios contáctanos para recibir una cotización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *