Servicios de aseo para conjuntos residenciales

¿Qué elementos comunes son responsabilidad de la administración?

La administración del conjunto es responsable de la limpieza de todas las zonas comunes que tenga el inmueble, aunque hay que tener en cuenta que no todas las áreas necesitan limpiarse con la misma frecuencia. A continuación, se detallan los elementos comunes de la propiedad horizontal de cuya limpieza y mantenimiento se ha de encargar la administración:

  • Entradas, escaleras, andenes y pasillos
  • Buzones, mobiliario y demás elementos del vestíbulo de entrada
  • Ascensores y montacargas
  • Canecas y cubos de basura
  • Cuartos de basura
  • Ventanas y cristales de espacios comunes
  • Patios, garajes, zonas recreativas y jardines
  • Cuarto de controles y otras instalaciones
  • Tejados, azoteas, elementos de cubierta
  • Salones comunes.
  • Fachadas

Mantener los conjuntos residenciales en buenas condiciones de limpieza es fundamental, ya que facilita la convivencia entre los vecinos y evita problemas de salud, por ello, muchas optan por la contratación de una empresa especializada el aseo para conjuntos residenciales.

Algunas zonas comunes como el vestíbulo de entrada, escaleras y pasillos se ensucian con frecuencia, ya que son las que reciben más tráfico de personas y animales. Por eso, si no nos preocupamos por el mantenimiento y limpieza de estas zonas comunes, estos espacios se pueden convertir en foco de infecciones poniendo en peligro la salud de los vecinos.

Precios de servicios de limpieza en conjuntos residenciales

El precio de los servicios puede variar dependiendo de algunos factores que habrá que tener en cuenta para elaborar el presupuesto: días a la semana de la limpieza, cantidad de trabajadores necesarios, dimensiones de la comunidad, zonas a limpiar, etc…

Mira nuestra plantilla para comparar precios en servicios de Aseo

Sugerencias para los administradores de conjuntos residenciales antes de buscar una empresa de aseo.

Se recomienda determinar en la junta comunal las zonas comunes a limpiar, la frecuencia de limpieza, la persona encargada de las tareas de limpieza, el presupuesto, etc.

Tener un programa de mantenimiento periódico donde se tenga en cuenta el número de viviendas, las zonas comunes a limpiar y la frecuencia de las tareas de mantenimiento y limpieza integral de los elementos comunes de la comunidad.

El mantenimiento de una comunidad debe ser exhaustivo y realizarse con profesionalidad. Lo aconsejable es delegar este trabajo a una empresa especializada que cuente con personal preparado, maquinaria y productos adecuados para este tipo de trabajo y que nos ofrezca calidad, seguridad y garantía.

¿Estás preparado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *