Protocolos de limpieza y desinfección: todo lo que debes saber

Protocolos de limpieza y desinfección: todo lo que debes saber

El virus que causa COVID-19 puede aterrizar en superficies. Es posible que las personas se infecten si tocan esas superficies y luego se tocan la nariz, la boca o los ojos.

La limpieza y desinfección de superficies puede reducir el riesgo de infección.

Sigue siempre las regulaciones apropiadas específicas para tu tipo de instalación y  los estándares mínimos de limpieza y desinfección.

Este artículo está creado para edificios en entornos comunitarios y no está destinado a entornos de atención médica ni a otras instalaciones donde pueden aplicarse regulaciones o prácticas específicas para la limpieza y desinfección.

Cuándo limpiar y cuándo desinfectar

La limpieza con productos que contienen jabón o detergente reduce los gérmenes en las superficies, elimina los contaminantes y también puede debilitar o dañar las partículas de virus, lo que disminuye el riesgo de infección de las superficies.

Cuando no se sabe que ninguna persona con COVID-19 confirmada o sospechada haya estado en un espacio, limpiar una vez al día suele ser suficiente para eliminar el virus que pueda haber en las superficies y ayudar a mantener una instalación saludable.

Por su parte la desinfección, hecha con los productos aprobados, mata los gérmenes restantes en las superficies, lo que reduce aún más el riesgo de propagación de infecciones.

Es posible que necesites limpiar con más frecuencia o elegir desinfectar (además de limpiar) en espacios compartidos aplican alguna de estas condiciones que pueden aumentar el riesgo de infección al tocar superficies:

  • Alta transmisión de COVID-19 en su comunidad,
  • Bajo número de personas con máscaras,
  • Higiene de manos poco frecuente, o
  • El espacio está ocupado por ciertas poblaciones, como personas con mayor riesgo de enfermedad grave por COVID-19.

Si ha habido una persona enferma o alguien que dio positivo por COVID-19 en sus instalaciones en las últimas 24 horas, debe limpiar Y desinfectar el espacio.

Limpieza de rutina

Desarrolla tu plan

Determina qué necesita limpiarse

Considera el tipo de superficie y la frecuencia con la que se toca. Generalmente, cuantas más personas toquen una superficie, mayor será el riesgo. Prioriza la limpieza de superficies de alto contacto.

Determina si es necesaria una desinfección regular

En la mayoría de las situaciones, la limpieza regular (al menos una vez al día) es suficiente para eliminar los virus que puedan estar en las superficies. Sin embargo, si se aplican ciertas condiciones, puede optar por desinfectar después de la limpieza.

Considera los recursos y el equipo necesarios

Ten en cuenta la disponibilidad de productos de limpieza y el equipo de protección personal (EPP) adecuado para limpiadores y desinfectantes (si es necesario).

Implementa

Superficies limpias de alto tacto

Limpia las superficies de alto contacto al menos una vez al día o con la frecuencia que se determine que sea necesaria. Ejemplos de superficies de alto contacto incluyen: bolígrafos, mostradores, carritos de compras, mesas, pomos de puertas, interruptores de luz, manijas, barandas de escaleras, botones de ascensores, escritorios, teclados, teléfonos, inodoros, grifos y lavabos.

Protégete y protege al personal de aseo

  • Asegúrate de que el personal de limpieza esté capacitado sobre el uso adecuado de los productos, herramientas y dotación de limpieza (y desinfección, si corresponde).

Desinfecta de forma segura cuando sea necesario

Si determinas que puede ser necesaria una desinfección regular

  • Utiliza un producto desinfectante de la lista N probada que como eficaz contra COVID-19.
    • Si los productos de la Lista N: Los desinfectantes para coronavirus (COVID-19) no están disponibles,  se pueden usar soluciones de lejía si es apropiado para la superficie.
    • Sigue siempre las instrucciones de la etiqueta para garantizar un uso seguro y eficaz del producto. La etiqueta incluirá información de seguridad e instrucciones de aplicación. Mantenga los desinfectantes fuera del alcance de los niños. Muchos productos recomiendan mantener la superficie húmeda con un desinfectante durante un período determinado (consulta la etiqueta del producto)
    • Toma siempre las precauciones de seguridad necesarias.
    • ¡Utiliza desinfectantes químicos de forma segura! Lee y sigue siempre las instrucciones de la etiqueta
 

Métodos alternativos de desinfección

  • La eficacia de los métodos alternativos de desinfección de superficies.icono externo, como las ondas ultrasónicas, la radiación ultravioleta de alta intensidad y la luz azul LED contra el virus que causa COVID-19 no se ha establecido completamente.
  • Los CDC no recomiendan el uso de túneles de desinfección. Actualmente, no hay evidencia de que los túneles de desinfección sean efectivos para reducir la propagación de COVID-19. Los productos químicos utilizados para desinfectar túneles pueden causar irritación o lesiones en la piel, los ojos o las vías respiratorias.
  • En la mayoría de los casos, el nebulizador, la fumigación y la pulverización electrostática o en áreas amplias no se recomiendan como método principal de desinfección de superficies y tienen varios riesgos de seguridad a considerar.

Limpieza y desinfección cuando alguien esté enfermo

Si ha habido una persona enferma o alguien que dio positivo por COVID-19 en tus instalaciones en las últimas 24 horas, debes limpiar y desinfectar los espacios que ocuparon.

Antes de limpiar y desinfectar

  • Cierra las áreas utilizadas por la persona enferma y no las uses hasta después de limpiarlas y desinfectarlas.
  • Espera el mayor tiempo posible (al menos varias horas) antes de limpiar y desinfectar.

Durante la limpieza

  • Abre puertas y ventanas y usa ventiladores o configuraciones de HVAC (calefacción, ventilación y aire acondicionado) para aumentar la circulación de aire en el área .
  • Utiliza productos de la  Lista N según las instrucciones de la etiqueta del producto.
  • Asegúrate que el personal de aseo y desinfección cuente con sus EPP
  • Concéntrate en las áreas inmediatas ocupadas por la persona que está enferma o diagnosticada con COVID-19 a menos que ya hayan sido limpiadas y desinfectadas.
  • Aspira el espacio si es necesario . Utiliza una aspiradora equipada con filtros y bolsas de aire de partículas de alta eficiencia (HEPA), si están disponibles..

Si han pasado menos de 24 horas desde que la persona enferma o diagnosticada con COVID-19 ha estado en el espacio, limpie y desinfecte el espacio.

Si han pasado más de 24 horas desde que la persona enferma o diagnosticada con COVID-19 ha estado en el espacio, la limpieza es suficiente. También puede optar por desinfectar según ciertas condiciones o prácticas diarias requeridas por su instalación.

Si han pasado más de 3 días desde que la persona que está enferma o diagnosticada con COVID-19 ha estado en el espacio, no se necesita limpieza adicional (más allá de las prácticas de limpieza regulares).

 
 

Consideraciones adicionales para empleadores y operadores de instalaciones

  • Educa a los trabajadores que limpian y recogen basura para que reconozcan los síntomas del COVID-19.
  • Desarrolla políticas para proteger y capacitar a los trabajadores antes de asignar tareas de limpieza y desinfección.
    • Para proteger a los trabajadores de los productos químicos peligrosos, la capacitación debe incluir cuándo usar el EPP, qué EPP es necesario (consulte la Ficha de datos de seguridad para obtener información sobre los productos de limpieza y desinfección específicos), cómo ponerse, usar y quitarse el EPP correctamente y cómo hacerlo correctamente. deshacerse del EPP.
  • Asegúrate de que los trabajadores estén capacitados para leer las etiquetas sobre los peligros de los productos químicos de limpieza y desinfección utilizados en el lugar de trabajo de acuerdo con la norma de comunicación de peligros de OSHA.
  • Cumplir con las normas de OSHA sobre patógenos transmitidos por la sangre, incluida la eliminación adecuada de desechos regulados y PPE.

Share:

More Posts

Protocolos de bioseguridad para empresas en Colombia

Protocolos de bioseguridad para empresas en Colombia

Un protocolo de bioseguridad es un conjunto de normas y medidas de protección personal, de autocuidado y de protección hacia las demás personas, que deben ser aplicadas en diferentes actividades que se realizan en la vida cotidiana, en el ambiente laboral, escolar, etc., que se formulan con base en los riesgos de exposición a un determinado agente infeccioso y, que están orientados a minimizar los factores que pueden generar la exposición al agente y su transmisión.

¿Cuál es la norma que adopta el protocolo de bioseguridad para controlar y contener la propagación por Covid-19 en la reapertura gradual de la economía en Colombia?En Colombia, la norma que adopta los protocolos de bioseguridad en sectores diferentes a salud, para controlar y contener la propagación por Covid-19 en la reapertura gradual de la economía, es la Resolución 666 del 24 de abril de 2020, disponible en: https://bit.ly/3hU5JVk

¿Cuál es el ámbito de aplicación de los protocolos de bioseguridad?
El ámbito de aplicación de los protocolos de bioseguridad son todos los empleadores y trabajadores del sector público y privado, aprendices, cooperativas o de pre cooperativas de trabajo asociado, afiliados
partícipes, contratantes públicos y privados, contratistas vinculados mediante contrato de prestación de servicios, de los diferentes sectores económicos, productivos y entidades gubernamentales que requieren
desarrollar sus actividades durante el periodo de la emergencia sanitaria y las ARL (Art. 2 Res 666).

¿Además de las disposiciones establecidas en la Resolución 666 de 2020, se deben cumplir otras medidas de bioseguridad?
Si se identifican riesgos en el puesto de trabajo de la empresa interesada, que no estén cubiertos con las normas genéricas establecidas en la mencionada resolución, estos riesgos deben identificarse y
mitigarse; por lo tanto, recomendamos solicitar asesoría de las ARL respectivas, para que apoyen en la identificación de estos nuevos riesgos y en el ajuste a los protocolos de bioseguridad; las alcaldías
municipales o distritales pueden solicitar medidas adicionales, en la medida que identifiquen riesgos o incumplimiento de protocolos.

¿Cuál es el rol de las ARL en la definición de los protocolos de bioseguridad de las distintas empresas?
Las ARL tiene la responsabilidad de tener y disponer de un equipo técnico responsable y con conocimiento para que pueda brindar atención a las empresas afiliadas con el fin de apoyar las adaptaciones de los protocolos de bioseguridad de acuerdo a la actividad de cada empresa; y de
manera coordinada deben:
• Incluir en la identificación de peligros, evaluación y valoración de riesgos el factor de riesgo biológico por contagio de Covid-19 para identificar las actividades de mayor exposición y de este modo determinar los controles a implementar, entre ellos, la distribución de espacios de trabajo y ubicación del personal para el distanciamiento físico de los trabajadores, en concordancia con los protocolos.
•  Diseñar, una lista de chequeo para identificar potenciales riesgos y establecer los controles operacionales necesarios antes del inicio de la actividad laboral.
•  Asesorar a la empresa y sus afiliados en alto riesgo de contagio y orientarlos en el uso de elementos de protección personal.
•  Responder de una manera ágil y oportuna las solicitudes de las empresas referentes a seguridad y salud en el trabajo relacionadas con Covid-19 e implementación de protocolos de bioseguridad.
En todo caso, la ARL, debe a través de diferentes estrategias garantizar un distanciamiento fisico y adecuados procesos de higiene y protección en el trabajo.

¿Las responsabilidades del cumplimiento de los protocolos de bioseguridad son del contratante o del contratista?
De ambos, independiente de la modalidad de contrato y del sector económico, social y sector de la administración pública. En la resolución 666 y las resoluciones complementarias se listan las distintas
responsabilidades del contratante y de contratista (Art. 3 Res 666 de 2020).

¿A quién le corresponde realizar la vigilancia y cumplimiento de los protocolos de bioseguridad de las actividades económicas, sociales y sectores de la administración pública complementarios a la Resolución 666?
La vigilancia y cumplimiento de los protocolos de bioseguridad de las actividades económicas, sociales y sectores de la administración pública complementarios a la Resolución 666 estará a cargo de la Secretaría Municipal o Distrital o la entidad que haga sus veces, que corresponda a la actividad económica, social o al sector de la administración pública de acuerdo a la organización administrativa de cada entidad territorial municipal o distrital (Art. 4 Res 666 de 2020).

¿Si yo identifico una empresa o un empleado que no cumple con los protocolos de bioseguridad, ante quien debo informar?
Las notificaciones por incumplimiento de los protocolos de bioseguridad de sectores distintos al sector salud, se deben radicar ante la alcaldía municipal o distrital donde está ubicada la empresa o donde
se realiza la actividad económica, ya que es competencia de esas entidades realizar la vigilancia al cumplimiento de los protocolos de bioseguridad.

¿Cuál es el contenido general de un protocolo de bioseguridad?
El contenido general de un protocolo de bioseguridad es:
1. Medidas generales
1.1. Lavado de manos y técnica de lavado de manos
1.2. Distanciamiento físico
1.3. Elementos de protección personal
i) Manejo de tapabocas
ii) Tapabocas convencional
iii) Pasos para colocación y retiro de tapabocas convencionales
1.4. Limpieza y desinfección.
1.5. Manipulación de insumos y productos.
1.6. Manejo de residuos.
2. Prevención y manejo de situaciones de riesgo de contagio.
2.1. Vigilancia de la salud de los trabajadores en el contexto del Sistema de Gestión de
Seguridad y Salud en el trabajo SG-SST.
i) Trabajo remoto o trabajo a distancia
ii) Trabajo de forma presencial.
iii) Alternativas de organización laboral
iv) Interacción en tiempo de alimentación
v) Medidas locativas.
vi) Herramientas de trabajo y elementos de dotación.
vii) Interacción con terceros
2.2. Desplazamiento desde y hacia el lugar del trabajo.
2.3. Capacitación a los trabajadores en aspectos básicos relativos a cómo se transmite la
Covid-19.
2.4. Medidas en coordinación con Administradoras de Riesgos Laborales
2.5. Recomendaciones en la vivienda
i) Al salir de la vivienda
ii) Al regresar a la vivienda
2.6. Convivencia con una persona de alto riesgo.
2.7. Manejo de situaciones de riesgo por parte del empleador.
3. Monitoreo de síntomas de contagio, prevención y manejo de situaciones de riesgo.
4. Pasos a seguir en caso de una persona con síntomas
5. Plan de comunicaciones

Si tiene dudas sobre protocolos de bioseguridad puede comunicarse con la alcaldía de su jurisdicción o con las líneas de confianza, el chat y correos electrónicos habilitados por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

Share:

More Posts

Qué son los protocolos de bioseguridad y cuál es su importancia

Qué son los protocolos de bioseguridad y cuál es su importancia

Lo que solíamos considerar como pasos adicionales onerosos en la conducción diaria de los negocios se han convertido ahora en la principal preocupación para poder trabajar en medio de una pandemia global. La bioseguridad ha ocupado un lugar central en nuestra vida diaria. Desde el lavado de manos hasta el distanciamiento social, las medidas básicas de bioseguridad son ahora una práctica estándar. 

Las empresas que nunca antes habían considerado la bioseguridad han tenido que implementar protocolos de bioseguridad y muchas están luchando con la forma de realizar negocios de forma segura mientras se avecina el espectro de una amenaza invisible.
 
Si bien existen pautas básicas sobre bioseguridad, el problema es que cada instalación debe formar un plan de bioseguridad único que aborde los riesgos específicos que enfrenta la instalación. Los factores de riesgo específicos incluyen el tamaño de la instalación, la densidad de personas dentro de la instalación, el tamaño del personal, las áreas de trabajo superpuestas, la frecuencia de visitantes o clientes, la demografía del cliente, la facilidad de desinfección, los patrones de tráfico dentro de la instalación e incluso la ventilación. Puede ser abrumador pensar en los riesgos de bioseguridad debido a las innumerables formas en que se pueden propagar las enfermedades.
 
Para tratar de manejar las medidas de bioseguridad, es más fácil dividir los pasos en tres categorías básicas: bioexclusión, biomitigación y biocontención. En pocas palabras, la bioexclusión es mantener a los patógenos (agentes causantes de enfermedades) fuera de la instalación; la biomitigación está limitando la propagación de patógenos dentro de la instalación; y la biocontención evita que los patógenos abandonen las instalaciones. Comience a analizar los riesgos con estas categorías específicas en mente y luego formule medidas para abordar cada uno de esos riesgos.
 
Piense en la bioexclusión como una buena defensa. La enfermedad es más fácil de abordar si nunca ingresa a la instalación. Las empresas que tienen el lujo de las visitas programadas han estado utilizando preguntas de detección para identificar a los clientes, clientes o visitantes que deben reprogramar para una fecha posterior, como aquellos que han mostrado signos de enfermedad en los 14 días anteriores o que han viajado más allá de la localidad en los últimos 14 días. 14 dias. Si el riesgo de entrada de patógenos es demasiado grande para permitir a los visitantes, se puede instituir un servicio sin contacto donde los clientes colocan los artículos para que los recojan.
 
La bioexclusión no termina con los clientes y visitantes. Los empleados también son un riesgo potencial para la entrada de patógenos en una instalación. Las mismas medidas de detección mencionadas anteriormente también deben usarse para los empleados. Ordenar que los empleados que muestren signos de enfermedad permanezcan en casa Haga que los empleados se laven o desinfecten las manos inmediatamente después de ingresar a la instalación. Para limitar la exposición potencial antes de la llegada, se les puede pedir a los empleados que vengan al lugar de trabajo directamente desde sus hogares.
 
La biomitigación es lo que la mayoría de la gente piensa cuando piensa en bioseguridad. La limpieza y la desinfección vienen a la mente inmediatamente cuando surge el tema. La limpieza y la desinfección se mencionan con frecuencia juntas porque la desinfección debe realizarse en superficies limpias. En negocios donde se genera suciedad pesada, polvo o escombros durante el trabajo, es imperativo que la limpieza se realice antes de la desinfección. Los desinfectantes generalmente solo están etiquetados para trabajar en superficies duras y no porosas. Esto significa que una empresa no debe esperar que superficies como la madera o el hormigón sin sellar se desinfecten por completo después de la aplicación de un producto. La limpieza y desinfección de estas superficies todavía está indicada, pero siempre se debe suponer que las superficies porosas aún presentan un riesgo de transmisión de enfermedades incluso después de la desinfección. Asegúrese de leer completamente las etiquetas de los productos desinfectantes para garantizar una aplicación correcta. Los desinfectantes deben aplicarse siempre durante el tiempo de contacto indicado. Pulverizar y secar inmediatamente una superficie no dará como resultado la desinfección.
 
La limpieza y la desinfección no son los únicos pasos de la biomitigación. Limitar la superposición de los patrones de tráfico es importante para abordar los patógenos potenciales dentro de una instalación. Si es posible, limite el tráfico de visitantes a direcciones específicas a través de la empresa. Es posible evitar que los empleados viajen por la instalación o separar la instalación en zonas con equipos específicos asignados a cada zona. Piense en los empleados que deben viajar de una zona a otra, como los trabajadores de mantenimiento, como riesgos críticos de bioseguridad y asegúrese de que estén empleando medidas de bioseguridad cuando viajen entre zonas. Brinde muchas oportunidades para lavarse las manos y desinfectarse, especialmente en los puntos de entrada y salida. Limite el contacto según sea práctico, incluso cuando se requiera la transferencia de documentos.
 
La biocontención es un área en la que pocas personas piensan. Su instalación tiene un nivel de riesgo diferente al de su hogar y es importante dejar ese riesgo en la instalación. Lávese o desinfecte las manos como lo último que hace en el trabajo. También se debe considerar cambiarse de ropa y calzado. Dúchese inmediatamente al llegar a casa. La biocontención es importante para asegurarse de que su hogar siga siendo el lugar más seguro para usted.
 
Si bien es difícil ver el fin de nuestra nueva normalidad de intensas medidas de bioseguridad, sin duda llegaremos a un momento en el que la bioseguridad ya no sea lo primero y más importante en nuestras consideraciones comerciales. Probablemente valga la pena examinar qué medidas siguen siendo prácticas cuando el riesgo de enfermedad es menor. No hay razón para volver a la bioseguridad en absoluto. No existe el tiempo libre de enfermedades, por lo que se deben considerar las medidas de bioseguridad incluso cuando no estemos en medio de una pandemia mundial. Los planes de bioseguridad se ajustan constantemente para abordar los niveles de riesgo.
 
Dado que no existe un nivel de riesgo cero, nunca debería haber pasos de bioseguridad cero. La bioexclusión básica, la biomitigación y la biocontención deben emplearse regularmente para mantener una instalación, un personal y un cliente saludables.

Share:

More Posts

13 cosas que todo administrador de propiedades necesita saber sobre presupuesto.

13 cosas que todo administrador de propiedades necesita saber sobre presupuesto.

Share:

More Posts

Principales quejas de los vecinos en propiedad horizontal y cómo afrontarlas

Como proveedores de servicios para los residentes, los administradores de propiedades se beneficiarán de comprender las principales quejas expresadas por su base de clientes para brindar un mejor servicio y asegurar la permanencia a largo plazo.

Las quejas de los propietarios o residentes sobre la administración reflejan la impresión que estos tienen de ti, tu estilo de administración y tu negocio. Éstas tienden a girar en torno a cómo se maneja la comunicación y el servicio al cliente. Las solicitudes de mantenimiento, el proceso de solicitud y las tarifas de administración.

En algunos casos, la queja de un residente no está justificada y su frustración con la gerencia se debe a la incomprensión de su papel en la relación administrador-residente. Para ayudar a los administradores a gestionar eficazmente su reputación entre los propietarios o residentes y brindarles un servicio superior, aquí hay una lista de quejas comunes sobre la administración y cómo resolverlas.

  1. Mala comunicación

Las quejas comunes sobre la mala comunicación por parte de la administración pueden incluir que un residente sienta que es difícil comunicarse con el administrador y no devuelve las llamadas telefónicas ni los correos electrónicos. Un residente puede estar buscando hablar con un administrador con preguntas simples, como cuándo se recolecta la basura cada semana, o con problemas más importantes, como una emergencia de mantenimiento o que su seguridad se siente amenazada.

Resolución: toma en serio todas las comunicaciones con los residentes. Proporciona a tu comunidad la mejor manera de comunicarse contigo para comunicaciones de emergencia y que no sean de emergencia. Bríndales expectativas adecuadas sobre cuándo responderás a problemas no emergentes y proporciona respuestas. La clave es ser realista sobre el tiempo de respuesta y ceñirse a él. También debes responder en un período de tiempo adecuado, de 1 a 3 días está bien para problemas no emergentes. Más de una semana no lo es. La comunicación de emergencia con los residentes debe manejarse de inmediato.

Consejo profesional: la comunicación por correo electrónico con el propietario/residente es una manera excelente de mantener buenos registros de todas las comunicaciones.

  1. Mal servicio al cliente

Los propietarios/residentes encuentran problemas con la falta general de servicio al cliente por parte de los administradores. Estos a menudo pueden olvidar que un residente es su cliente y puede ser fácil concentrarse solo en la propiedad y el negocio sin mirar a la persona del otro lado de la relación.

Resolución: La construcción de una relación positiva comienza con la comunicación. Construye relaciones positivas con los propietarios y residentes a través de la comunicación y las actividades de integración así tu permanencia y recomendación boca a boca estará garantizada.

  1. Tarifas de administración

Las tarifas de administración son un tema muy debatido entre los propietarios. Las quejas con respecto a las tarifas tienden a provenir de un propietario que asume que los administradores se están beneficiando de estos fondos.

Resolución: Prepárate para abordar los comentarios negativos sobre la tarifa de administración con una justificación legítima para su establecimiento. Realiza comunicaciones públicas sobre los gastos, si mantienes informados los propietarios estos estarán más receptivos.

  1. Solicitudes de mantenimiento ignoradas

Los administradores que no respondan a las solicitudes de mantenimiento de manera oportuna pueden encontrar residentes insatisfechos. Si bien las reparaciones de emergencia son fácilmente priorizadas, las solicitudes de mantenimiento que no sean de emergencia deben manejarse de manera oportuna para proteger tu relación con los propietarios.

Resolución: Proporciona los medios adecuados para comunicarse contigo y las formas de enviar órdenes de trabajo. Considera el uso de un software de control que proporcione un canal donde los residentes pueden enviar PQRS y tu puedas administrar fácilmente estas solicitudes, responder a los residentes y coordinar al personal de aseo y mantenimiento.

Tener los medios para tratar las quejas de los residentes garantizará una gestión adecuada de la propiedad. Manejar las quejas de los residentes de manera adecuada y evitar que sucedan por completo creará una relación propietario-administrador positiva y fortalecerá tu reputación como un excelente administrador de propiedades en la comunidad.

Participación de las copropiedades y sus administradores en la separación de residuos

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, en conjunto con el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, mediante Resolución, establecieron un código de colores unificado para la separación de residuos en la fuente, la implementación de este código entró en vigencia el primero de enero de este 2021.

El nuevo código de colores se basa en tres referencias y desde esta fecha deberá ser unificado en todo el país. El código funciona de esta forma:

Blanco: residuos aprovechables limpios y secos, como plástico, vidrio, metales, papel y cartón.

Negro: residuos no aprovechables como el papel higiénico; servilletas, papeles y cartones contaminados con comida; papeles metalizados, entre otros. En esta bolsa o recipiente también deberán disponerse los residuos covid-19 como tapabocas, guantes, entre otros.

Verde: residuos orgánicos aprovechables como los restos de comida, residuos de corte de césped y poda de jardín etc.

¿Cuáles son los objetivos de esta medida?

  • Concientizar a los vecinos y a los grandes generadores acerca de la necesidad de la separación en origen de residuos, diferenciando entre reciclables y basura.
  • Minimización de los residuos a enterrar mediante la consolidación de práctica de separación de materiales reciclables en origen.
  • Formalización e integración de los Recicladores Urbanos en el circuito del servicio público de recolección diferenciada.
  • Garantizar los espacios necesarios para la disposición final, incorporando nuevas tecnologías.
  • Proyectos ambientales que contemplan la puesta en marcha de sistemas de recuperación y reciclado de residuos sólidos urbanos.
  • Aumento de los materiales que regresan como materia prima post consumo a la industria.
  • Contribuir al ordenamiento de la cadena de valor del reciclado.

Tomemos en cuenta que sólo en Bogotá se disponen diariamente 6.000 toneladas de residuos en el relleno sanitario, lo que equivale en peso a 200 Transmilenios llenos en hora pico. El 70% de estos residuos es aprovechable.

No hace falta ser muy bueno en matemáticas para entender que la cifra de producción de basura es catastrófica. Y los conjuntos residenciales, que es en donde se concentra la mayoría de la población, pueden ser partícipes de un cambio de mentalidad y una muy buena ayuda para mejorar nuestro medioambiente.

 

Sin embargo, este “cambio de mentalidad” implica una ardua tarea para los administradores, quienes no solo deben estar alineados con las personas prestadoras de los servicios de recolección, aprovechamiento y tratamiento del servicio público de aseo en el municipio, sino que deben encargarse de informar a los propietarios, residentes y personal del conjunto que deben separar la basura en origen y, además, garantizar que esto ocurra.

Tengamos en cuenta que, El numeral 2 del artículo 94 de la Ley 1801 de 2016, conocida como Código Nacional de Policía y Convivencia, establece que, a quien no separe en la fuente los residuos sólidos, ni deposite selectivamente en un lugar destinado para tal efecto, se le impondrá una multa general tipo 3, que equivale a dieciséis (16) salarios mínimos diarios legales vigentes (SMDLV).

Entonces, dada la obligatoriedad de la norma, el administrador necesitará poner en marcha campañas de divulgación y pedagogía a los diferentes actores de la copropiedad, realizar las adecuaciones necesarias de los lugares de acopio, implementar la señalización, delimitación, clasificación, recipientes y bolsas de almacenamiento de residuos con sus colores respectivos.

¿Cómo empezar? Descarga nuestra guía para la implementación del plan de manejo de residuos en tu conjunto residencial.

Consejos para la limpieza de tu conjunto residencial

El conjunto residencial es el lugar en el que se encuentra nuestro hogar. Por eso, si le damos importancia a tener nuestra casa limpia, ordenada y en perfectas condiciones, debemos tener la misma preocupación por nuestro conjunto. A todos nos gusta vivir en un lugar agradable, donde podamos desarrollar un alto nivel de vida. Para ello, es clave que todo lo que nos rodea esté en perfectas condiciones. Por eso, vamos a dar los mejores consejos para que tu conjunto esté impecable, favoreciendo la convivencia de todos los vecinos.

En primer lugar, vamos a hablar de la limpieza del conjunto. Tener la entrada y las zonas comunes limpias es uno de los aspectos más importantes. Para ello, es recomendable contar con un servicio de limpieza profesional adaptado al tamaño y a las necesidades de cada conjunto. Contar con un personal de limpieza cualificado nos permitirá tener las zonas comunes de nuestro conjunto siempre limpias.

Por otra parte, tenemos la figura del portero o conserje. Se trata de un empleado importante para el buen funcionamiento de un conjunto, ya que cumple diferentes funciones. En primer lugar, controlan el acceso de personas al edificio, evitando la entrada de personas ajenas a la comunidad y aportando seguridad. Además, son empleados que pasan muchas horas en el conjunto, por lo que están al tanto de todas las incidencias o imperfectos que puedan surgir. De esta forma, contribuyen a supervisar que todos los elementos del conjunto residencial estén en buenas condiciones.

En el caso de conjuntos que cuentan con jardines, también es recomendable tener un servicio de jardinería que se encargue del cuidado de todas las plantas y jardines de la comunidad. Es un trabajo en el que algunos lugares derivan a un todero, pero lo mejor es que cada empleado de la comunidad cumpla con sus funciones y tenga trabajadores especializados para cada tarea.

En relación con los jardines y zonas exteriores de los conjuntos, la piscina es un elemento que requiere de un cuidado especial. Se recomienda hacer revisiones de los componentes de la piscina para cada temporada en la que la piscina estará abierta para todos los vecinos.

En Anna contamos con todos estos servicios que harán de tu conjunto residencial un lugar mejor. Contáctanos y cotiza los servicios que requieras. Nos adaptamos a las características y necesidades de cada conjunto de manera personalizada. 

Las 10 Razones para contratar una empresa de limpieza outsourcing

En los últimos años, los mercados han evolucionado hacia un entorno más competitivo, en el que las empresas han optado por delegar determinados procesos a un proveedor especializado para poder centrarse en su actividad principal. Esta estrategia, es conocida con el nombre de externalización, u outsourcing.

El outsourcing es una herramienta que permite contratar a un proveedor externo a la empresa para la ejecución de actividades secundarias, como es el caso de la limpieza.

¿Qué ventajas aporta el Outsourcing a tu empresa?

  1. Reducción de costos

La colaboración con empresas externas de limpieza permite ahorrar gastos como los asociados a la inversión en insumos de aseo o los destinados a la contratación, dotación y carga prestacional de trabajadores que se hacen cargo de tareas que no son una función específica de la empresa.

  1. Focalización en la actividad principal

El outsourcing permite a la empresa enfocarse principalmente en el negocio y no consumir recursos humanos y financieros en otras áreas que no son estratégicas para su actividad principal. Así se logra un mayor rendimiento al evitar distracciones innecesarias.

  1. Transformación de costos fijos en variables

La contratación de una empresa externa de limpieza conlleva el establecimiento de un precio fijo, por lo que podrá obtener una previsión detallada del costo del servicio.

  1. Reduce el riesgo

El outsourcing reduce el riesgo al evitar grandes inversiones iniciales en infraestructura o tecnología, lo que amplía la capacidad de destinar recursos a proyectos nuevos.

  1. Mejora la calidad

Contratar una empresa especializada con altos conocimientos en el servicio de limpieza, nos asegura un resultado de calidad.

  1. Aumento de la productividad

La empresa especializada en limpieza y mantenimiento se encarga de toda la logística y ejecución, reduciendo el tiempo de realización de los proyectos al eliminar la inversión de tiempo en selección de personal, formación o adquisiciones de equipos. Ejecutar el mismo trabajo en un menor plazo aumenta de forma significativa la productividad empresarial.

  1. Mejora los procesos de innovación

Al reducir costos y tiempo en la ejecución de las actividades de limpieza y mantenimiento, la empresa dispone de más recursos para innovar y así comenzar nuevos proyectos que puedan posicionarla en un puesto clave dentro del mercado competitivo.

  1. Mayor flexibilidad

El Outsourcing nos facilita adaptarnos a los cambios que se producen en el mercado, contratando servicios con terceros en el momento en el que lo necesitemos, y en aquellas operaciones que se deban ejecutar estacionalmente.

  1. Acceso a las últimas tecnologías

Contratar a una empresa de outsourcing adecuada nos permite disponer de la tecnología más novedosa sin tener que hacer grandes inversiones en equipos o en formar a personal especializado en las mismas. 

  1. Aumento de la competitividad

El resultado final al seguir una estrategia de externalización de servicios (outsourcing) es lograr que la empresa adopte una buena posición estratégica en un mercado competitivo y en un entorno globalizado. El outsourcing permite reducir los costes de su empresa logrando una mayor productividad de forma flexible.

Es esencial elegir un proveedor que asegure un adecuado nivel de calidad. En Anna, la eficiencia de nuestras soluciones tecnológicas, la amplia experiencia de los equipos y los éxitos conseguidos, nos han permitido convertirnos en la mejor elección en servicios de limpieza y mantenimiento para tu empresa. Conoce más sobre nosotros acá.

¿Qué empresa de aseo para conjuntos residenciales debo elegir?

Dentro de un conjunto residencial hay determinadas funciones que tienen que desarrollar profesionales cualificados. De esta forma, se contribuye al mantenimiento de las zonas comunes en perfectas condiciones, lo que hace que la convivencia de los vecinos sea mejor, al vivir en un lugar limpio en el que las cosas funcionan.

Dependiendo de las dimensiones del conjunto, este puede contar con diferentes empleados que desarrollen los distintos trabajos dentro de la urbanización. Es el caso de personal de seguridad, conserje, portero, personal de limpieza o personal de jardinería y mantenimiento de piscinas.

En la mayoría de los conjuntos residenciales es necesario contratar varios de estos servicios, ya que solo las comunidades más pequeñas pueden funcionar únicamente con la figura de un portero que pueda desempeñar varias funciones.

A la hora de contratar los servicios que necesite el conjunto, lo mejor es apostar por una empresa especializada, que asegure un adecuado nivel de calidad. Que además sea capaz de ofrecerte un servicio personalizado, poniendo a tu disposición los empleados que necesites. La empresa que elijas debe hacer un estudio de las características y necesidades de tu conjunto. 

Además, debe facilitarte todo tipo de gestiones administrativas y de comunicación, para que ante cualquier incidencia que pueda surgir no haya opción a error al ponerse en contacto con la empresa responsable con ellos.

Para este caso, encuentra diferentes empresas que pueden brindarte una solución.

Obtén la plantilla para comparar precios de proveedores de servicios de aseo. Aquí

En Anna contamos con todo lo necesario para el mantenimiento de conjuntos residenciales desde los más pequeños hasta los más grandes. Servicio de anfitriones, aseo, mantenimiento, toderos, jardineros, trabajo en alturas, club house y mucho más. Contando además con una plataforma tecnológica para que tengas control de todas las actividades en tiempo real. Conoce más aquí.

Limpieza de fachadas: Aspectos que debes tener en cuenta

Nadie quiere vivir, trabajar ni hacer negocios en un lugar que no esté bien aseado. Numerosos estudios muestran que un ambiente limpio promueve el bienestar y mejora la salud de las personas que interactúan en el espacio. 

Los edificios reflejan la comunidad y su espíritu. La fachada es lo primero que ven los visitantes, es ahí donde se crea la primera impresión. Una fachada sucia o manchada, los parches de moho o musgo, el brote de hierba de las canaletas, las ventanas y puertas sucias pueden crear la impresión equivocada.

Aspectos como la contaminación atmosférica, así como los hongos, los líquenes, el excremento de aves o en el peor de los casos los grafitis, son las principales causas que hacen que los edificios no se vean como el primer día.

Hacer que un edificio luzca como el día de inauguración requiere la realización periódica de una limpieza de fachadas. Este procedimiento tiene como objetivo remover todos los residuos que con el paso del tiempo se van adhiriendo al edificio y que lo hacen ver sucio. 

¿Cada cuánto debe realizarse la limpieza de fachadas?

Dependiendo de los materiales que se usen para la limpieza de fachadas, éste podría hacerse cada año, cada tres años o cada cinco, todo dependerá de los productos que se utilicen, pues la calidad de estos determinará el tiempo que durará limpia la fachada. 

Sobre este tema, cabe resaltar que no es suficiente con agua, jabón o ácidos. Para el óptimo mantenimiento exterior del edificio, el encargado del lavado deberá hacer un análisis del inmueble determinar qué productos son los adecuados. 

Dentro del estudio que hace el especialista se analizan tres factores principalmente: 

  • Material de la fachada: Hay que conocer cómo es el revestimiento de la fachada para determinar su grado de porosidad. Los ladrillos no tienen la misma porosidad que el cemento, por dar un ejemplo.
  • Suciedad: Es clave conocer el tipo de suciedad presente en el edificio y aunque parezca obvio, este paso es muy importante porque así se elige adecuadamente el procedimiento y el producto de limpieza. 
  • Tratamientos anteriores:  Es fundamental saber qué tratamiento se usó la última vez que se limpió la fachada, así también se podrá determinar el tipo de producto y técnica de limpieza. 

Otro factor a tener en cuenta a la hora del lavado de fachadas es la ubicación del edificio, pues éste puede afectar la durabilidad de la limpieza. No es lo mismo hacerle el mantenimiento a una estructura localizada en proximidad al mar, que a una que está cerca en una vía de alto tráfico o a un edificio o casa en un barrio residencial. 

Los edificios cercanos al mar se ven afectados por la sal, el yodo y otras sustancias que hacen que se deba tener una especial atención a la hora de elegir los productos de limpieza. Para este tipo de lugares los jabones o líquidos que se usen deben incluir formulaciones y sustancias que resistan esos agentes corrosivos (sal y yodo). 

Es muy importante que los productos que se utilicen estén probados en laboratorio para que no causen efectos residuales secundarios. 

Limpieza a presión

Una de las técnicas más comunes es la del chorro de agua a presión. Este método ayuda a eliminar las partículas de polvo, arena y demás suciedad sin dañar el revestimiento del edificio. Por lo general, se usa cuando la mugre no se ha adherido demasiado. 

A la hora de lavar con el chorro siempre se debe empezar desde la parte superior del edificio para que toda la suciedad caiga, a través de movimientos horizontales para que vaya escurriendo. 

En caso de que el chorro a presión no sea suficiente existe otro método similar que requiere de más tiempo y este es el chorro de arena en seco. La arena se usa como complemento al agua y se aplica cuando la fachada tiene elementos más sensibles y la ventaja que tiene es que no hay que esperar a que la estructura se seque para ver cómo queda.  

Existen otros sistemas más avanzados como los de ultrasonido, bastante prácticos en lugares con riesgo de desprendimiento

Productos químicos

Cuando la vegetación, el excremento de aves o los grafitis ya están muy adheridos al edificio, suele utilizarse ácidos o químicos para quitarlos. Muchas veces se opta por pintar encima del grafiti para eliminarlo, pero en ese caso en específico la empresa de limpieza es la que debe determinar el tratamiento o proceso para quitar ese grafiti. 

La limpieza de la fachada debe estar complementado con el aseo y mantenimiento interno de las oficinas o residencia para garantizar la higiene del lugar. También es muy importante que, quien preste el servicio de limpieza tanto exterior como interior tenga los conocimientos para llevar a cabo dichas tareas que no pueden ser tomadas a la ligera.