protocolos de limpieza y desinfeccion de consultorios

Protocolos de limpieza y desinfección de consultorios

Si bien la limpieza y desinfección de consultorios tiene como propósito principal mantener su imagen y transmitir una idea de limpieza y pulcritud, también su fin es mantener controlada la carga de microbios que pueden gestarse en su interior y prevenir enfermedades nosocomiales, o dicho de una forma más simple, infecciones que puedes adquirir mientras estás en algún consultorio.

El proceso para retirar estos microorganismos debe practicarse con material  de limpieza y desinfección que en realidad contribuyan a mantener la seguridad e higiene, para eso debes elegir los productos adecuados que te permitan dejar todos los espacios libres de focos de infecciones y posibles enfermedades.

Limpieza, desinfección y esterilización. 

Empecemos por lo más básico, que es identificar las diferencias entre estos 3 conceptos y evitar al máximo que puedas confundirlos entre sí, pues al tener esta claridad, vas a mejorar el protocolo que estás llevando a cabo dentro de tu consultorio.

  • ¿Qué es limpieza?: limpiar es remover y eliminar la suciedad y gérmenes en objetos o superficies. Para cumplir con esta tarea se utiliza normalmente detergente o jabón y agua. Se nos olvidaba, el uso de guantes y tapabocas por parte de quien realiza esta tarea, es crucial para una correcta ejecución.
  • ¿Qué es desinfección?: desinfectar, por otro lado, se refiere a eliminar bacterias y virus de superficies u objetos. Para ello se utilizan productos químicos que permean con mayor profundidad las superficies y permiten que desde lo más profundo estos microorganismos sean removidos.
  • ¿Qué es esterilización?: esterilizar, por su parte, es una forma de cerrar con el proceso de limpieza profunda, su tarea es eliminar completamente la vida microbiana que pueda existir en superficies u objetos. También se utilizan productos químicos para cumplir con este propósito.

Ahora que conoces con mayor exactitud la diferencia entre estos términos, te habrás dado cuenta de que uno es la consecuencia del otro, es decir, no puede haber desinfección sin limpieza, ni esterilización sin desinfección. Pero, ¿cómo se realiza un protocolo correcto que deje todas las superficies de tu consultorio cumpliendo con las normas de sanidad? ¡Aquí te daremos la respuesta!

¿Qué debes limpiar y desinfectar?

Si tienes una clínica odontológica, eres médico cirujano o trabajas en una clínica de salud, hay áreas que debes desinfectar. En el listado que te compartiremos a continuación se encuentran muchas de ellas, tu misión principal será definir cuáles se encuentran presentes en tu consultorio y empezar a trabajar para mantenerlas limpias desde la raíz.

  1. Áreas críticas

Estas áreas tienen mayor fuente de infección que otras, por su alto uso pueden convertirse en focos de enfermedades y virus. A esta categoría pertenecen:

  • Quirófanos.
  • Equipos de esterilización.
  • Laboratorios.
  • Camas, camillas, mesas de exploración y sillas de ruedas. 

Aquí puedes partir de una premisa básica, si mucha gente lo usa, es un área crítica que debes cuidar con mayor detenimiento.

  1. Áreas Semicríticas

A este grupo pertenecen las áreas donde los pacientes o visitantes pueden permanecer durante períodos de tiempo más largos y pueden ser lugares donde hagan su aparición microorganismos portadores de enfermedades. Aquí encuentras:

  • Cuartos de curación.
  • Almacenes y pasillos.
  • Baños de uso público.
  • Habitaciones para los pacientes (cuando aplique)

Esta segunda categoría sirve para crear conciencia de que, en un consultorio o centro de salud, todos los rincones requieren de limpieza, solo así podrá evitarse la propagación de enfermedades y virus.

  1. Áreas No Críticas

En estas áreas las personas están de paso y no tienen mucho contacto con los elementos hospitalarios. Al grupo de áreas no críticas pertenecen:

  • Oficinas.
  • Salas de espera.
  • Escaleras y ascensores.

El COVID-19 nos dejó una gran enseñanza y es que todas las áreas requieren de limpieza y desinfección, sólo así podrá evitarse que aumente el riesgo de difusión de enfermedades. Por eso, es importante no obviar, cada espacio cuenta y todos requieren de cuidado y atención.

¿Cada cuánto tiempo se debe realizar esta práctica?

Como quizás lo puedes estar pensando, según la clasificación anterior, todas las zonas no requieren del mismo ritmo de limpieza. La constancia de limpieza se da según el tipo de área y te puede servir de guía para crear tu protocolo, la siguiente tabla que creamos para ti:

Áreas Críticas

3 veces al día, en horario preestablecido.

Áreas Semicríticas:

 

2 veces al día, en horario preestablecido.

Áreas No Críticas 

Una vez al día, en el horario preestablecido.

 

La forma más sencilla de crear un protocolo de limpieza y desinfección es definir cuáles son esas zonas de tu consultorio que requieren de limpieza y a cuál categoría de las antes mencionadas pertenece, de esta manera podrás crear un horario en el que se pueda cumplir con esta labor de manera correcta y hacer una selección de productos según la necesidad que debas solucionar.

Comparte:

Más Posts

limpieza de pisos profunda

Servicio de limpieza de pisos profunda

El cuidado adecuado del piso es un aspecto crítico cuando hablamos del mantenimiento dentro de una copropiedad. El tráfico peatonal constante inevitablemente genera polvo, suciedad y

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.