Protocolos de bioseguridad para empresas en Colombia

Protocolos de bioseguridad para empresas en Colombia

Un protocolo de bioseguridad es un conjunto de normas y medidas de protección personal, de autocuidado y de protección hacia las demás personas, que deben ser aplicadas en diferentes actividades que se realizan en la vida cotidiana, en el ambiente laboral, escolar, etc., que se formulan con base en los riesgos de exposición a un determinado agente infeccioso y, que están orientados a minimizar los factores que pueden generar la exposición al agente y su transmisión.

¿Cuál es la norma que adopta el protocolo de bioseguridad para controlar y contener la propagación por Covid-19 en la reapertura gradual de la economía en Colombia?En Colombia, la norma que adopta los protocolos de bioseguridad en sectores diferentes a salud, para controlar y contener la propagación por Covid-19 en la reapertura gradual de la economía, es la Resolución 666 del 24 de abril de 2020, disponible en: https://bit.ly/3hU5JVk

¿Cuál es el ámbito de aplicación de los protocolos de bioseguridad?
El ámbito de aplicación de los protocolos de bioseguridad son todos los empleadores y trabajadores del sector público y privado, aprendices, cooperativas o de pre cooperativas de trabajo asociado, afiliados
partícipes, contratantes públicos y privados, contratistas vinculados mediante contrato de prestación de servicios, de los diferentes sectores económicos, productivos y entidades gubernamentales que requieren
desarrollar sus actividades durante el periodo de la emergencia sanitaria y las ARL (Art. 2 Res 666).

¿Además de las disposiciones establecidas en la Resolución 666 de 2020, se deben cumplir otras medidas de bioseguridad?
Si se identifican riesgos en el puesto de trabajo de la empresa interesada, que no estén cubiertos con las normas genéricas establecidas en la mencionada resolución, estos riesgos deben identificarse y
mitigarse; por lo tanto, recomendamos solicitar asesoría de las ARL respectivas, para que apoyen en la identificación de estos nuevos riesgos y en el ajuste a los protocolos de bioseguridad; las alcaldías
municipales o distritales pueden solicitar medidas adicionales, en la medida que identifiquen riesgos o incumplimiento de protocolos.

¿Cuál es el rol de las ARL en la definición de los protocolos de bioseguridad de las distintas empresas?
Las ARL tiene la responsabilidad de tener y disponer de un equipo técnico responsable y con conocimiento para que pueda brindar atención a las empresas afiliadas con el fin de apoyar las adaptaciones de los protocolos de bioseguridad de acuerdo a la actividad de cada empresa; y de
manera coordinada deben:
• Incluir en la identificación de peligros, evaluación y valoración de riesgos el factor de riesgo biológico por contagio de Covid-19 para identificar las actividades de mayor exposición y de este modo determinar los controles a implementar, entre ellos, la distribución de espacios de trabajo y ubicación del personal para el distanciamiento físico de los trabajadores, en concordancia con los protocolos.
•  Diseñar, una lista de chequeo para identificar potenciales riesgos y establecer los controles operacionales necesarios antes del inicio de la actividad laboral.
•  Asesorar a la empresa y sus afiliados en alto riesgo de contagio y orientarlos en el uso de elementos de protección personal.
•  Responder de una manera ágil y oportuna las solicitudes de las empresas referentes a seguridad y salud en el trabajo relacionadas con Covid-19 e implementación de protocolos de bioseguridad.
En todo caso, la ARL, debe a través de diferentes estrategias garantizar un distanciamiento fisico y adecuados procesos de higiene y protección en el trabajo.

¿Las responsabilidades del cumplimiento de los protocolos de bioseguridad son del contratante o del contratista?
De ambos, independiente de la modalidad de contrato y del sector económico, social y sector de la administración pública. En la resolución 666 y las resoluciones complementarias se listan las distintas
responsabilidades del contratante y de contratista (Art. 3 Res 666 de 2020).

¿A quién le corresponde realizar la vigilancia y cumplimiento de los protocolos de bioseguridad de las actividades económicas, sociales y sectores de la administración pública complementarios a la Resolución 666?
La vigilancia y cumplimiento de los protocolos de bioseguridad de las actividades económicas, sociales y sectores de la administración pública complementarios a la Resolución 666 estará a cargo de la Secretaría Municipal o Distrital o la entidad que haga sus veces, que corresponda a la actividad económica, social o al sector de la administración pública de acuerdo a la organización administrativa de cada entidad territorial municipal o distrital (Art. 4 Res 666 de 2020).

¿Si yo identifico una empresa o un empleado que no cumple con los protocolos de bioseguridad, ante quien debo informar?
Las notificaciones por incumplimiento de los protocolos de bioseguridad de sectores distintos al sector salud, se deben radicar ante la alcaldía municipal o distrital donde está ubicada la empresa o donde
se realiza la actividad económica, ya que es competencia de esas entidades realizar la vigilancia al cumplimiento de los protocolos de bioseguridad.

¿Cuál es el contenido general de un protocolo de bioseguridad?
El contenido general de un protocolo de bioseguridad es:
1. Medidas generales
1.1. Lavado de manos y técnica de lavado de manos
1.2. Distanciamiento físico
1.3. Elementos de protección personal
i) Manejo de tapabocas
ii) Tapabocas convencional
iii) Pasos para colocación y retiro de tapabocas convencionales
1.4. Limpieza y desinfección.
1.5. Manipulación de insumos y productos.
1.6. Manejo de residuos.
2. Prevención y manejo de situaciones de riesgo de contagio.
2.1. Vigilancia de la salud de los trabajadores en el contexto del Sistema de Gestión de
Seguridad y Salud en el trabajo SG-SST.
i) Trabajo remoto o trabajo a distancia
ii) Trabajo de forma presencial.
iii) Alternativas de organización laboral
iv) Interacción en tiempo de alimentación
v) Medidas locativas.
vi) Herramientas de trabajo y elementos de dotación.
vii) Interacción con terceros
2.2. Desplazamiento desde y hacia el lugar del trabajo.
2.3. Capacitación a los trabajadores en aspectos básicos relativos a cómo se transmite la
Covid-19.
2.4. Medidas en coordinación con Administradoras de Riesgos Laborales
2.5. Recomendaciones en la vivienda
i) Al salir de la vivienda
ii) Al regresar a la vivienda
2.6. Convivencia con una persona de alto riesgo.
2.7. Manejo de situaciones de riesgo por parte del empleador.
3. Monitoreo de síntomas de contagio, prevención y manejo de situaciones de riesgo.
4. Pasos a seguir en caso de una persona con síntomas
5. Plan de comunicaciones

Si tiene dudas sobre protocolos de bioseguridad puede comunicarse con la alcaldía de su jurisdicción o con las líneas de confianza, el chat y correos electrónicos habilitados por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

Share:

More Posts

Qué son los protocolos de bioseguridad y cuál es su importancia

Qué son los protocolos de bioseguridad y cuál es su importancia

Lo que solíamos considerar como pasos adicionales onerosos en la conducción diaria de los negocios se han convertido ahora en la principal preocupación para poder trabajar en medio de una pandemia global. La bioseguridad ha ocupado un lugar central en nuestra vida diaria. Desde el lavado de manos hasta el distanciamiento social, las medidas básicas de bioseguridad son ahora una práctica estándar. 

Las empresas que nunca antes habían considerado la bioseguridad han tenido que implementar protocolos de bioseguridad y muchas están luchando con la forma de realizar negocios de forma segura mientras se avecina el espectro de una amenaza invisible.
 
Si bien existen pautas básicas sobre bioseguridad, el problema es que cada instalación debe formar un plan de bioseguridad único que aborde los riesgos específicos que enfrenta la instalación. Los factores de riesgo específicos incluyen el tamaño de la instalación, la densidad de personas dentro de la instalación, el tamaño del personal, las áreas de trabajo superpuestas, la frecuencia de visitantes o clientes, la demografía del cliente, la facilidad de desinfección, los patrones de tráfico dentro de la instalación e incluso la ventilación. Puede ser abrumador pensar en los riesgos de bioseguridad debido a las innumerables formas en que se pueden propagar las enfermedades.
 
Para tratar de manejar las medidas de bioseguridad, es más fácil dividir los pasos en tres categorías básicas: bioexclusión, biomitigación y biocontención. En pocas palabras, la bioexclusión es mantener a los patógenos (agentes causantes de enfermedades) fuera de la instalación; la biomitigación está limitando la propagación de patógenos dentro de la instalación; y la biocontención evita que los patógenos abandonen las instalaciones. Comience a analizar los riesgos con estas categorías específicas en mente y luego formule medidas para abordar cada uno de esos riesgos.
 
Piense en la bioexclusión como una buena defensa. La enfermedad es más fácil de abordar si nunca ingresa a la instalación. Las empresas que tienen el lujo de las visitas programadas han estado utilizando preguntas de detección para identificar a los clientes, clientes o visitantes que deben reprogramar para una fecha posterior, como aquellos que han mostrado signos de enfermedad en los 14 días anteriores o que han viajado más allá de la localidad en los últimos 14 días. 14 dias. Si el riesgo de entrada de patógenos es demasiado grande para permitir a los visitantes, se puede instituir un servicio sin contacto donde los clientes colocan los artículos para que los recojan.
 
La bioexclusión no termina con los clientes y visitantes. Los empleados también son un riesgo potencial para la entrada de patógenos en una instalación. Las mismas medidas de detección mencionadas anteriormente también deben usarse para los empleados. Ordenar que los empleados que muestren signos de enfermedad permanezcan en casa Haga que los empleados se laven o desinfecten las manos inmediatamente después de ingresar a la instalación. Para limitar la exposición potencial antes de la llegada, se les puede pedir a los empleados que vengan al lugar de trabajo directamente desde sus hogares.
 
La biomitigación es lo que la mayoría de la gente piensa cuando piensa en bioseguridad. La limpieza y la desinfección vienen a la mente inmediatamente cuando surge el tema. La limpieza y la desinfección se mencionan con frecuencia juntas porque la desinfección debe realizarse en superficies limpias. En negocios donde se genera suciedad pesada, polvo o escombros durante el trabajo, es imperativo que la limpieza se realice antes de la desinfección. Los desinfectantes generalmente solo están etiquetados para trabajar en superficies duras y no porosas. Esto significa que una empresa no debe esperar que superficies como la madera o el hormigón sin sellar se desinfecten por completo después de la aplicación de un producto. La limpieza y desinfección de estas superficies todavía está indicada, pero siempre se debe suponer que las superficies porosas aún presentan un riesgo de transmisión de enfermedades incluso después de la desinfección. Asegúrese de leer completamente las etiquetas de los productos desinfectantes para garantizar una aplicación correcta. Los desinfectantes deben aplicarse siempre durante el tiempo de contacto indicado. Pulverizar y secar inmediatamente una superficie no dará como resultado la desinfección.
 
La limpieza y la desinfección no son los únicos pasos de la biomitigación. Limitar la superposición de los patrones de tráfico es importante para abordar los patógenos potenciales dentro de una instalación. Si es posible, limite el tráfico de visitantes a direcciones específicas a través de la empresa. Es posible evitar que los empleados viajen por la instalación o separar la instalación en zonas con equipos específicos asignados a cada zona. Piense en los empleados que deben viajar de una zona a otra, como los trabajadores de mantenimiento, como riesgos críticos de bioseguridad y asegúrese de que estén empleando medidas de bioseguridad cuando viajen entre zonas. Brinde muchas oportunidades para lavarse las manos y desinfectarse, especialmente en los puntos de entrada y salida. Limite el contacto según sea práctico, incluso cuando se requiera la transferencia de documentos.
 
La biocontención es un área en la que pocas personas piensan. Su instalación tiene un nivel de riesgo diferente al de su hogar y es importante dejar ese riesgo en la instalación. Lávese o desinfecte las manos como lo último que hace en el trabajo. También se debe considerar cambiarse de ropa y calzado. Dúchese inmediatamente al llegar a casa. La biocontención es importante para asegurarse de que su hogar siga siendo el lugar más seguro para usted.
 
Si bien es difícil ver el fin de nuestra nueva normalidad de intensas medidas de bioseguridad, sin duda llegaremos a un momento en el que la bioseguridad ya no sea lo primero y más importante en nuestras consideraciones comerciales. Probablemente valga la pena examinar qué medidas siguen siendo prácticas cuando el riesgo de enfermedad es menor. No hay razón para volver a la bioseguridad en absoluto. No existe el tiempo libre de enfermedades, por lo que se deben considerar las medidas de bioseguridad incluso cuando no estemos en medio de una pandemia mundial. Los planes de bioseguridad se ajustan constantemente para abordar los niveles de riesgo.
 
Dado que no existe un nivel de riesgo cero, nunca debería haber pasos de bioseguridad cero. La bioexclusión básica, la biomitigación y la biocontención deben emplearse regularmente para mantener una instalación, un personal y un cliente saludables.

Share:

More Posts